Seleccionar página

DiplomadosOnline > Blog > KPIs > ¿Qué es Cash Burn Rate y cómo se calcula?

Cash Burn Rate

El burn rate es un término inglés para expresar la velocidad a la cual se queman los fondos de una empresa. Es equivalente a un flujo de caja negativo. Es un elemento a tener muy en cuenta, especialmente para empresas innovadoras tipo startups, porque condiciona en gran medida su supervivencia.

No te acerques a un inversionista si tienes un burn rate por debajo del nivel óptimo.

De acuerdo con CB Insights, quedarse sin efectivo es la segunda razón más común por la cual las startups fallan. Por lo tanto, los inversores de capital privado (con menos oportunidades de liquidez que los inversores de capital público) huyen cuando ven empresas con características poco atractivas.

¿Quieres montar una empresa y te preocupa el flujo de caja? 

En este post te explicamos qué es el Burn Rate y cómo evitar tener problemas de dinero en tu caja al empezar tu empresa.

 

¿Qué es el Cash Burn Rate?

El Burn Rate se refiere a la velocidad con la cual una empresa nueva gasta su capital para pagar los gastos antes de tener un flujo de caja positivo. Básicamente, es la cantidad de dinero que estás gastando mensualmente.

Hay dos tipos: bruto (gasto) y neto (pérdida). El burn rate bruto es la suma de todos tus costos fijos mensualmente, mientras que el burn rate neto suma tus ingresos para calcular la cantidad de dinero que necesitas poner en la compañía para cubrir las pérdidas.

Es muy importante en Startups o empresas nuevas, ya que te ayuda a saber la tasa de dinero que quema una compañía que aún no tiene ganancias, y por tanto, el tiempo que tienes para conseguir que tu negocio sea rentable.

Esencialmente, se trata de un flujo de caja (cash flow) negativo, es decir que corresponde a situaciones en las cuales las salidas de efectivo son mayores a los ingresos, algo muy habitual en el arranque de los negocios. Pero más precisamente, el burn rate sirve para medir a qué velocidad la empresa consumirá su capital, que es la aportación inicial de dinero por parte de los accionistas.

Cuando piense en el burn rate, se debe preguntar:

  • ¿Qué tan rápido está gastando sus reservas de efectivo?
  • ¿O su efectivo se está moviendo en la otra dirección y construyendo un saldo saludable a partir de un flujo de efectivo positivo?

¿Cómo se calcula?

Tasa de consumo actual = Saldo de efectivo en el mes anterior – Saldo de efectivo en el mes actual

Tasa de consumo mensual = (Saldo en efectivo al comienzo del período – Saldo en efectivo al final del período) / # de meses en el período

Para determinar el burn rate para un período seleccionado:

  1. Encuentre la diferencia entre los saldos de efectivo inicial y final para el período de tiempo, digamos un trimestre. ¿Perdiste o ganaste efectivo?
  2. Luego divida ese total por el número de meses en el período seleccionado.
  3. Ahora, usted tiene el cash burn rate. El resultado es un valor mensual.

Ejemplo: 

(Tasa de consumo actual = balance inicial – balance final = diferencia)

Tasa de consumo actual = $20.000,00 – $11.000,00 = $9.000,00

(Tasa de consumo mensual = diferencia / # de meses en el período)

Cash Burn Rate mensual = $9.000,00/ 3 = $3.000,00

Por ejemplo, supongamos que una empresa comenzó el último trimestre con $200 mil en el banco pero terminó con solo $110 mil. Eso es una pérdida de $90 mil en efectivo durante tres meses, una tasa de quema de $30 mil por mes.

Desde una perspectiva de cash runway (pista de efectivo), eso sugiere que la compañía ahora tiene poco más de tres meses de cash runway o efectivo disponible. Necesitan reducir su tasa de consumo y obtener un flujo de caja positivo pronto.

Ahora que conoce su burn rate, puede ver cuánto tiempo es sostenible su burn rate actual. Calculando su cash runway.

¿Qué es el Cash Runway?

Su Cash Runway o efectivo disponible, es cuánto tiempo durará su efectivo con tu actual Burn Rate. Cuando te quedas sin cash runway, te quedas sin efectivo y sin tiempo.

El patrón típico para las startups  es obtener fondos, usar ese efectivo para construir el negocio y luego apuntar a obtener un flujo de efectivo positivo antes de que se acabe el dinero. Es una gran preocupación para las empresas emergentes financiadas, especialmente si trabaja con capital de riesgo o inversionistas.

La misma métrica también es útil para empresas maduras. ¿Qué tan rápido está aumentando su reserva de efectivo? ¿O está invirtiendo estratégicamente ese dinero para financiar un crecimiento más rápido? Sean cuales sean sus planes, asegúrese de estar atento a esta métrica para asegurarse de que está alcanzando sus objetivos.

¿Cómo se calcula el cash runway?

Cash Runway = Reserva de Efectivo Total  / Burn Rate

Para calcular su cash runway (cuánto tiempo tiene la empresa hasta que se quede sin efectivo), tome el resto del dinero que queda en las reservas de efectivo y divídelo entre el cash burn rate. Por ejemplo, si quedan $200,000,00 y la tasa de quema es de $50,000,00 por mes, la empresa tardará 4 meses en quedarse sin efectivo.

Cash burn rate: 

la tasa a la que una empresa utiliza su reserva de efectivo o saldo de efectivo

Cash runway:

cuánto dura el efectivo a la tasa de quema actual

¿Por qué el burn rate es tan importante?

Este indicador tiene una mayor importancia en las startups o cuando se empieza una empresa nueva, porque en muchas de esas empresas, los ingresos no son inmediatos, sino que existe una curva de trabajo hasta llegar a las primeras ventas, y luego se tarda aún más tiempo para llegar a los primeros beneficios. Como normalmente al mismo tiempo existe la necesidad de una inversión significativa en desarrollo, esas compañías suelen tener que aguantar importantes salidas de dinero iniciales que les hace consumir su capital con celeridad.

En estos casos, que el flujo de caja sea negativo, es decir que haya más gastos que ingresos, no es ningún problema. Ya que es una situación normal, que en los primeros meses una empresa tenga que utilizar los fondos de los inversores para poder hacer frente a los gastos básicos, como: el alquiler del local, los sueldos, pago de impuestos, etc.

Pero, precisamente por esta situación de flujo de caja negativo, es tan importante tener en cuenta el Burn Rate. Ya que gracias a este indicador, podrás hacer una correcta previsión del consumo de tus fondos, y por tanto, saber cuanto tiempo aguantará tu caja en esta situación. 

Consiguiendo planificar correctamente los aspectos más importantes de tu empresa, como: el tiempo de testeo de tu producto, el tiempo para aumentar el número de clientes o leads cualificados, o que fecha límite tienes hasta que tu empresa pueda entrar en peligro de quiebra. 

Aún con todo esto es posible que tu empresa necesite más tiempo para conseguir afianzar sus objetivos y lograr el equilibrio financiero. 

Es importante que el burn rate esté previsto desde el inicio de la planificación de los negocios, ya que estos gastos son naturales a partir del momento que una empresa se crea y hasta  alcanzar el punto de equilibrio. Sin embargo, si la compañía comienza a excederse en los gastos y la “velocidad de combustión” supera lo planeado, sin que haya compensación en el ingreso, es preciso reducir el burn rate.

¿Es mejor un cash burn rate alto o bajo?

A menudo, es mejor tener un cash burn rate bajo. Eso significa que está acumulando sus reservas de efectivo, no gastandolas. Sin embargo, hay casos en los cuales un burn rate alto no es necesariamente algo malo, especialmente si puedes ejecutar y alcanzar las metas propuestas. Por ejemplo, invertir su dinero en el crecimiento de la empresa es una buena idea: en las startups, obviamente, pero también empresas maduras que intentan crecer. Solo asegúrese de planificar el cash burn rate y luego haga un seguimiento de su progreso.

Se trata de la justificación y la prueba: ¿Tu burn rate es alto? Sí. ¿Estás logrando resultados porque estás invirtiendo mucho y, por lo tanto, es justificable? ¿No? Entonces, tienes un problema.

Ahora bien, ¿un burn rate bajo siempre es bueno? No. Pero se basa en el mismo dilema: beneficio vs. crecimiento.

¿Cómo puedo reducir el Cash Burn Rate?

Hay que tener claro que aunque tu empresa tenga un Burn Rate alto, si se han hecho las cosas bien, no es un gran problema. Ya que depende del producto o servicio que se quiera ofrecer es posible que sea más difícil su penetración en el mercado, para luego tener unos beneficios muy altos. En cualquier caso, los números a cambiar son bastante simples. Necesita aumentar su efectivo entrante, disminuir su efectivo saliente o ambos. A continuación, se ofrecen ideas sobre cómo hacer esas cosas:

#1.Aumente sus ingresos

Busque formas de aumentar su tráfico, atraer más clientes potenciales a su canalización, aumentar sus tasas de conversión o cierre, o aumentar sus precios. Más ventas deberían traducirse en más ingresos en efectivo.

#2. Reduzca sus gastos de nómina

Muchos empresarios tienen un frenesí de contratación después de haber recibido financiación. Esto simplemente significa que tendrán que despedir a la gente cuando se agote el dinero.

No confíes en esta estrategia y comienza apropiadamente contratando de forma moderada. Las malas contrataciones pueden ser costosas y pueden quebrar una empresa, así que ten mucho cuidado al contratar personas. Si necesitas realizar una tarea una única vez, puedes contratar empleados temporales o trabajadores independientes para que te ayuden con la carga de trabajo.

Otra posibilidad es contratar equipos remotos, puede ser en el extranjero, especialmente en países donde el costo de vida es menor. Esto podría ayudar a reducir costos en espacio de oficina y salarios reales.

Para las empresas que requieren mucha mano de obra, aplazar las nuevas contrataciones, despedir a trabajadores no esenciales o limitar los beneficios puede generar grandes ahorros.

Sin embargo, asegúrese de que los recortes sean inteligentes y sostenibles.

#3. Reduzca sus costos directos

Para las empresas de bajo margen, encontrar formas de minimizar el inventario innecesario de materias primas y otros costos directos puede marcar una gran diferencia en el flujo de efectivo.

#4. Reducir o aplazar otros gastos

Eche un vistazo de cerca a su presupuesto. ¿Hay gastos que no contribuyan al éxito de su empresa?

Antes de suscribirte a cualquier tipo de servicio, comprar cualquier activo o contratar a alguien, pregúntate: ¿se verían comprometidas mis operaciones si no hago esto? Si la respuesta es sí, entonces, ¡hazlo! Algunos gastos no son necesarios y no puede permitirse lujos cuando su empresa aún no ha alcanzado sus hitos.

#5. Cierre las fuentes de ingresos no rentables

No es raro que las empresas, que buscan crecer, ofrezcan productos o servicios secundarios que no cubren los gastos. Ponga en espera cualquier oferta que no genere ingresos para ayudar a regular su Tasa de consumo de efectivo. Siempre puede reiniciar más tarde.

#6. Fomentar las ventas en efectivo

Las ventas en efectivo son geniales: obtienes el dinero de inmediato en lugar de esperarlo. Asegúrese de ofrecer términos de crédito de manera selectiva e inteligente, en lugar de simplemente convertir lo que habrían sido transacciones inmediatas en transacciones retrasadas.

#7. Facture antes y cobre más rápido

Cuando ofrezca crédito a los clientes, asegúrese de facturarles de inmediato . Indique claramente los términos del crédito y haga un seguimiento con las actividades de cobranza apropiadas si no pagan a tiempo. Agregar cargos por pago atrasado también puede ayudar a realizar pagos más puntuales.

#8. Pague sus facturas lentamente

A menos que haya un descuento u otro incentivo por pagar antes, no pague sus facturas más rápido de lo necesario. Aproveche las condiciones de pago acordadas para conservar su efectivo por más tiempo.

#9. Vender el exceso de inventario

El inventario adicional sigue siendo valioso, pero no es tan útil como tener la cantidad equivalente de efectivo. Considere ofrecer promociones de ventas o descuentos para vender lo que no necesita para las ventas regulares.

#10. Considere utilizar un servicio de factoring

El factoring es un servicio financiero en el que una empresa vende sus facturas por cobrar a un tercero a una tasa de descuento. Si no puede lograr que los clientes paguen sus facturas a tiempo, puede valer la pena buscar un servicio de este tipo.

#11. Espere compras importantes

Si el efectivo es escaso, es posible que ese gran gasto de capital deba esperar, a menos que sea una inversión que comenzará a dar sus frutos de inmediato.

#12. Considere refinanciar las deudas

¿Utiliza demasiado dinero en efectivo para pagar deudas? Consulte con sus acreedores sobre las opciones para refinanciar con pagos más bajos.

#13. Recaudar fondos adicionales

Si ha hecho todo lo posible para afectar su efectivo entrante y saliente (su flujo de efectivo), pero su burn rate sigue siendo demasiado alto y, lo que es más importante, está seguro de que su negocio puede tener éxito, es posible que deba hacer más recaudación de fondos. La mejor opción sería entrar en una ronda de financiación. 

Quizás hayas escuchado el término de ronda de financiación para empresas de base tecnológica. Es habitual escuchar emprendedores decir que están ya en la segunda ronda de financiación o en la tercera. Esto tiene mucho que ver con el burn rate.

En efecto, cuando se acaba el primer dinero que se puso en la compañía, los emprendedores tienen que buscar más financiación. Obviamente necesitan haber conseguido algún progreso en el proyecto que sea vendible a los inversores (como haber desarrollado una beta del producto, haber conseguido primeros clientes, o esta clase de cosas).

Cada vez que se hace una nueva ronda de financiación, los creadores de la empresa pierden más peso en el capital de la compañía, y cada vez que se solicita más dinero es más complicado conseguirlo (salvo que los resultados sean muy prometedores). Por eso es tan importante vigilar con cuidado el burn rate y anticiparse a las necesidades de financiación de la empresa.

En estos casos, se medirá con mucho detalle el uso que se ha hecho sobre el cash flow. Ya que al utilizar esta forma de financiación, los inversores tendrán en cuenta todas las acciones que se han llevado a cabo en tu empresa. 

Por ejemplo, si se han utilizado muchos fondos de caja en una buena campaña de marketing, es posible que los resultados en ventas tarden en llegar, pero los inversores podrán ver que se están utilizando los fondos de la empresa para potenciar el producto, y por tanto se está trabajando bien. La clave, es que todo el dinero invertido, tenga un objetivo prometedor. 

Asegúrese de hacer esto lo antes posible en el proceso, ya que un negocio que se está quedando sin efectivo puede parecer demasiado arriesgado a los prestamistas potenciales.

#14 Encontrar fuentes de ingresos

Una característica de muchos proyectos de tipo startup es que necesitan llegar a cierto punto para iniciar la monetización del modelo de negocio. Por ejemplo, ciertos proyectos basados en Internet requieren de una base mínima de usuarios para tener ingresos, bien sea a través de la publicidad, de la venta de contenidos o de servicios premiums.

Pero cuando el burn rate apremia, puede ser más interesante para la empresa adelantar el momento de la monetización que buscar más financiación externa. Porque esos ingresos ayudarán a la compañía a llegar antes a su punto de equilibrio y a invertir la curva del flujo de caja.

#15 Créditos bancarios

La vía de la ronda de financiación no es la única para conseguir fondos. También hay otras vías de obtener financiación, cómo los créditos bancarios o tarjetas de crédito, pero en esta fase de la empresa es más complicado poder acceder a ellos y, la mayoría de veces, la empresa no consigue todo el dinero que necesita.

#16 Cerrar por falta de fondo

La mayoría de las empresas quiebran por falta de tesorería, y evidentemente es la principal causa de cierre para las compañías de tipo startup. A veces el proyecto es bueno pero tarda en concretarse y tiene dificultades para conseguir financiación externa, y otras veces después de invertir mucho dinero, los resultados no llegan y los emprendedores tienen que optar por abandonar.

Si una empresa quiere evitar llegar a este extremo, tiene que cuidar mucho su burn rate, y como siempre buscar alternativas más baratas para sus gastos e inversiones, y procurar encontrar nuevos ingresos lo antes posible.

El cash burn rate puede afectar negativamente a tu negocio, pero únicamente si se lo permites.

Ten en cuenta que estas son solo pautas generales. Como se ha mencionado, los burn rates y las runway dependen de muchas variables, y puede ser completamente diferente para la mayoría de las startups (o empresas en general).

Aquí hay algunas ideas que me gustaría enfatizar en esta publicación:

 

 

  1. Los burn rates dependen de tu startup (mercado, etapa, producto, ubicación, etc.), así que trata de considerar tantas variables como sea posible antes de saltar a conclusiones.
  2. Los burn rate y las runway deben calcularse de forma regular. No son estáticas, y no deberían serlo. Ténlos en cuenta en todo momento.
  3. Encuentra un equilibrio. Los burn rate bajos podrían desacelerar el crecimiento exponencial, pero los burn rate altos podrían significar que la compañía no está siendo administrada adecuadamente.

Te recomendamos seguir nuestro blog para que puedas disfrutar de nuevos artículos sobre estas métricas y kpi de gestión de empresas. También te invitamos a  revisar nuestros programas: el Curso Desarrollo de Indicadores de Gestión Empresarial  (KPI, Key Performance Indicator) y el DIPLOMADO Indicadores de Gestión y Balanced Scorecard que te vayan a ayudar a tener una visión 360 para monitorear y mejorar el rendimiento  de tu empresa. 

 

Recuerda:

Toda empresa necesita usar su tiempo y recursos de manera productiva enfocándose en las métricas correctas para que pueda usar los datos que lo ayuden a implementar mejoras importantes.

Recuerda que si te ha gustado este artículo puedes compartirlo; tus contactos te lo agradecerán 😉

All search results